El camino a Carcosa una campaña para Arkham Horror LCG

Aquí venimos con la campaña de El camino a Carcosa para el juego de cartas Arkham Horror LCG. Una campaña dura y difícil donde nos hemos tenido que enfrentar a los misterios que esconde la obra de El rey de amarillo. ¿Nos acompañáis en nuestra lucha contra Hastur?

Esta ha sido la segunda campaña de Arkham Horror LCG que hemos jugado, la primera fue la que viene en la caja básica del juego, a saber, La noche de la fanática. En realidad, El camino a Carcosa es la tercera campaña que sale para Arkham Horror LCG, la segunda fue El legado de Dunwich. Pero no la hemos jugado todavía porque en su día no pudimos hacernos con su caja inicial. De hecho, la reimpresión de dicha caja tardó lo suyo, razón por la cual empezamos a jugar El Camino a Carcosa. De esta manera la espera para poder completar todo lo necesario para tener El legado de Dunwich se hizo más llevadera. Ahora las dudas nos corroen, ya que no sabemos si lanzarnos a los retos de Dunwich o si empezar la nueva campaña de La era olvidada. La verdad es que esta última tiene una pinta irresistible.

El desarrollo de El camino a Carcosa

Cartas de el camino a carcosa
Algunas cartas de el camino a carcosa

La difícultad de la campaña nos ha parecido alta. Sí, ya sabemos que Arkham Horror LCG no es precisamente un juego donde sea fácil ganar, pero comparando la dificultad de La noche de la fanática con la de El camino a Carcosa, nos parece que el listón de esta última está muchísimo más alto.

La campaña tiene un total de ocho escenarios. Los dos primeros vienen en la caja de inicio de la campaña. El resto, salen publicados uno por mes, en lo que se viene conociendo como paquetes de mitos. En estos paquetes vienen todas las cartas necesarias para jugar el escenario correspondiente, así como nuevas cartas que podremos añadir a los mazos de nuestros personajes, siempre y cuando estos consigan la experiencia necesaria en sus aventuras. Es posible, incluso probable, que no se lleguen a jugar todos los escenarios de la campaña. Cabe la posibilidad de que la campaña se pierda de forma irremediable antes de llegar al final. Si esto sucede, significa que no puedes continuar la campaña ni tan siquiera usando nuevos personajes, se pierde de forma inexorable y la campaña acaba.

Sin desvelaros nada importante de la trama, ya sea porque váis a jugar la campaña o porque estáis siguiendo nuestras andanzas en la misma. Os podemos comentar que todo empieza en Arkham, pero la investigación os llevará a otras ciudades del mundo. Esto  le  da una dimensión más global a la campaña y te hace sentir que no es solo Arkham lo que está en peligro, sino el mundo entero, o quizás la realidad misma.

El fallo de El camino a Carcosa

Este es un punto importante, la campaña tiene un fallo. En concreto, en el escenario Surgen estrellas negras, es posible llegar a una situación imposible de resolver. A nosotros nos pasó, de hecho, tuvimos que repetir ese escenario porque se llegaba a una situación sin sentido. Para que os hagáis una idea, el juego te pide que coloques un monstruo determinado en una localización pero esa localización no está en juego. Esa localización solo aparece si decides hace determinas cosas durante la partida, pero nada te obliga a ello. Por lo que puede ser que decidas no ir por ese camino y acabas con una situación completamente incoherente.

Nos parece que este error se produce por falta de testeo del escenario. No se han cubierto bien todas las posibles decisiones que pueden tomar los jugadores. En consecuencia, en determinadas circustancias, el escenario queda incoherente e imposible de resolver, así que aquí, nos toca dar un tironcillo de orejas a la gente de Fantasy Flight Games.

Que nos ha parecido El camino a Carcosa

El camino a Carcosa El hombre de la mascara
El camino a Carcosa. El hombre de la máscara pálida

La campaña parece poder dividirse en dos partes. Hacia la mitad de la misma se alcanza un punto de inflexión. Nuestra sensación es que el resto de la campaña depende, y mucho, de cómo se salga de ese punto de inflexión. En nuestro caso, a partir de ese momento, la investigación se nos hizo muy cuesta arriba.

La verdad es que la sensación en la primera parte de la campaña, a pesar de las dificultades, es que “controlabamos” la situación. Dicho de otro modo, veíamos que ibamos recogiendo las  pruebas necesarias. En no pocas ocasiones tuvimos que salir por patas, pero aun así parecía que estabamos por el buen camino. A partir del punto de inflexión las sensaciones cambiaron totalmente, la investigación no avanzaba o no parecia hacerlo. Ahora eran los acontecimientos los que nos arrastraban sin que tuvieramos ningún control sobre los mismos. No sabíamos que era lo que estaba desencadenando todo esto.

Estas sensaciones nos han gustado. Enfrentarse a los mitos no es fácil, ni debe serlo. Esa dimensión de enfrentarte a algo más grande que el mundo está muy bien captada. Es lógico que llegado un punto la situación sobrepase a los investigadores y estos tengan que adaptarse como puedan a los acontecimientos, perdiendo todo control sobre los mismos.


En resumen, nos ha gustado mucho, lo hemos disfrutado a pesar del fallo comentado. Ya estamos pensando en la piel de que investigadores nos pondremos para la siguiente campaña. Solo nos queda decidir si será El legado de Dunwich o La era olvidada, ¿Alguna sugerencia?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.