Escribimos: Jugar, jugar y jugar. Reflexiones de jugones

Tras más de un año con el blog y el canal de You Tube, creo que es hora de echar la vista atrás y contaros como vemos nosotros los juegos de mesa y de rol. Compartimos con vosotros nuestras reflexiones de jugones.

Todos hemos jugado de pequeños a juegos de mesa en familia o con amigos, nos hemos venido arriba por ganar al Parchís o al Monopoly, no sin alguna visita a la cárcel, sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar las 20.000. Bueno, con el tiempo se convierte en una afición olvidada por la cantidad de cosas que nos pasan y vivimos. Sin embargo, un día topas con una persona o personas a las que les gusta jugar y se despierta de nuevo todo lo que sentías jugando.
A nuestra forma de ver hay 2 tipos de juegos: los que hacen que te sumerjas en su temática o los que, simplemente, divierten. El Parchís, Chupacabra o Dungeon Fighter no son juegos que te hagan sumergirte en su temática y adentrarte en un personaje o personajes. Claro que esto no les resta ni un ápice de diversión. No olvidemos que el objetivo de cualquier juego es hacer que lo pasemos bien.
Reflexiones de jugones. Dados
Sin embargo hay otro tipo de juegos, los que nos gustan mucho a los Discípulos de Armitage, los que te hacen viajar a nuevas situaciones o ponerte en el lugar de nuevos personajes. Son juegos de mesa como Eldritch Horror, Descent o Sherlock Holmes. En ellos puedes estar en un mundo fantástico o en el Londres victoriano, puedes ser un intrépida guerrera salvando el mundo o un aprendiz de detective en busca del asesino más despiadado. Todos ellos nos hacen pasar horas planeando estrategias, participando en luchas épicas, momentos de muchas risas y tantos otras vivencias. Después, puedes pasar el rato comentando jugadas, compartiendo anécdotas o recordando situaciones disparatadas. Empiezas a conocer nombres de personajes y te suenan familiares lugares de Terrinoth que visitas en algunas de tus aventuras. Has recorrido mundo, mucho mundo, pero de una forma distinta.
Reflexiones de jugones. Eldritch Horror
Sea como sea, en los juegos de mesa puedes elegir si sumergirte o no en el ambiente del juego. Puedes creerte un ingenioso aventurero o limitarte a tirar dados y leer cartas, cada cual puede escoger dependiendo de su carácter, de sus circunstancias o del juego. Te vas a divertir en cualquiera de sus formas.
Por otro lado están los juegos de rol, que no dan esa opción. Para poder jugar a rol has de empaparte de su temática, viajar a sus lugares y ser quien se precise ser. De base, no hay tableros, no hay figuras y hay tantas opciones de actuación como se le ocurra a la persona que interpreta al personaje (ya sea máster o jugador).  Mediante unos dados/cartas/etc.  se decide la suerte, mejorando o empeorando las aventuras. Pero esa parte, la que se deja al azar, debe ser interpretada e integrada en la aventura, nunca es una tirada sin más.
Así que, seas del tipo de juego que seas o de ambos. Juega, juega sin parar, porque la vida es breve y hay que disfrutarla con las cosas más sencillas.
Y compartir con nosotros vuestras reflexiones de jugones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.