Reseña de Chupacabra… Deborando sin piedad los rebaños de los rivales

Aquí seguimos, en el sótano de la universidad Miskatonic, entre las pruebas que nos hace el profesor Armitage y el andar viajando a otros mundos, siempre queda algún ratillo suelto para poder rellenar con algún pequeño filler. Chupacabra es uno de esos juegos para esos ratillos muertos. Venga, vamos a compartir con vosotros nuestra reseña de Chupacabra.

Reseña de Chupacabra: Set up y calidad.

Reseña de ChupacabraSet up: la preparación de la partida es sencillísima, solo hay que repartir los dados a los jugadores, seis por jugador, y entregar la ficha de jugador inicial a aquel que hayamos decidido que empiece la partida.
Calidad: lo primero que llama la atención es la caja. Es realmente grande para lo que  se necesita. Con una caja mucho más pequeña habría sido más que suficiente. Por otro lado, la bandeja que trae la caja para colocar los dados es curiosa y estéticamente queda muy bien cuando colocas los dados ahí para guardarlos.
Los dados se suponen que brillan en la oscuridad, lo cual es cierto, aunque la verdad no vemos la necesidad de jugar a oscuras. La pega es que algunos de los dados, en la cara de chupacabra están perdiendo el dibujo y solo hemos jugado 10 partidas. Esto no nos parece de recibo, tenemos otros juegos que traen dados a los que hemos jugado más que a Chupacabra y los dados siguen incólumes. Que en un juego de dados como este, algunos dados pierdan el dibujo de alguna de sus caras tras, tan solo, 10 partidas no parece de recibo y habla muy mal de la calidad del juego. Aunque también es posible que sea algo intrínseco de la copia que nosotros tenemos, es decir, que nos haya tocado un ejemplar defectuoso.

Reseña de Chupacabra: opinión

El juego es un filler en toda regla, las partidas son rápidas y frenéticas. El juego, a pesar de su sencillez, resulta divertido. A dos se puede jugar sin problema, pero con más gente el juego gana enteros, siempre tienes más opciones. Lo que nos parece mejor del juego es cuando un jugador está próximo a ser eliminado, es decir, le quedan 3 o menos dados, que entra en juego la regla de Chupacabra loco, y nos parece todo un acierto esa regla, le añade tensión y emoción a esas últimas rondas del jugador y, si consigues sacar el chupacabra loco (esto es sacar chupacabra en los 3 o menos dados que te quedan), puede conseguir dar la vuelta entera a la partida.
En resumen, un juego rápido, frenético, y divertido, que está genial para rellenar algunos minutos. La pega sería la calidad del mismo, siempre y cuando lo que hemos explicado más arriba sea generalizado y no solo la anomalía estadística que a alguien le tenía que tocar.

 

Un comentario sobre “Reseña de Chupacabra… Deborando sin piedad los rebaños de los rivales

  • el 21/01/2016 a las 12:46
    Permalink

    Como juego rápido de dados cual es mejor este o el de zombies ?
    Un saludo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.