Reseña de Misión Planeta rojo. La conquista de Marte al alcance de tu mano.

En esta reseña de Misión Planeta rojo os contamos los ratos divertidos y que nos ha parecido este juego de temática espacial. Reseña de Misión Planeta rojo, la caja del juegoUn juego de mesa donde vamos a luchar por controlar las distintas zonas del planeta rojo. La finalidad es  extraer los recursos naturales del planeta y convertirnos en la facción dominante de Marte. Tendremos que planificar nuestras acciones. Podremos sabotear cohetes, perderemos astronautas en el espacio en nuestra conquista espacial. Todo, o casi todo, vale por dominar la nueva esperanza de la humanidad, Marte.

Misión planeta rojo es un juego de temática espacial editado en españa por Fantasy Flight Games. Pero no está ambientado en la era actual o futura, sino en un universo steampunk. El steampunk es una temática donde la tecnolgía basada en el vapor ha alcanzado cotas inimaginables, tan inimaginables, como que te permite viajar a Marte.

Reseña de Misión Planeta rojo: calidad y componentes.

La calidad de los componentes está más allá de toda duda. Los trokeles son gruesos, todos ellos. Tanto las cuatro piezas que forman el tablero, como el contador de rondas, y el resto de tokens, todos con la misma calidad.

Luego tenemos las cartas, son del grosor y tacto al que nos tiene acostumbrados Fantasy Flight Games. Por último están las miniaturas. Una gozada, las miniaturas son astronautas, todas iguales, pero de distinto color para representar las distintas facciones. Cumplen su proposito de sobra, y la verdad es que molan un montón. Son los intrepidos exploradores gracias a los cuales puedes controlar y explotar Marte.

Un punto aparte es la estética del juego. Las ilustraciones, y el diseño en general del juego evocan de forma muy acertada la ambientación steampunk. Todo, hasta el más mínimo detalle, está pensado para meterte en esa época dominada por las máquinas de vapor. Estétiacmente nos ha encantado.

Reseña de Misión Planeta rojo, la partida.

En  Misión planeta rojo, hay que poner rumbo a Marte para completar con éxito tus misiones. No solo hay que hacerse con más recursos de hielo, si no que cada jugador debe cumplir sus misiones secretas. Los despegues se suceden usando a nuestros personajes (mujer fatal, científico, soldado, etc.) para tratar de ganar la carrera espacial. No solo eso, también se suceden los cambios en el destino de las naves. Sí, podemos alterar los destinos de las cohetes espaciales haciendo uso de algunas de nuestras cartas de acción. De este modo podemos llegar a las zonas que más nos convienen o intentar fastidiar a nuestros compañeros enviándoles a destinos que en principio sospechamos que no les son beneficiosos.

Al final de la partida se desvelan las misiones secretas y se hace un recuento de las que se han conseguido. Por otro lado se recuentan los recursos obtenidos. Tras todo el recuento, se comparan los puntos adquiridos por cada jugador para ver quien será el vencedor que sin lugar a dudas ocupará un lugar en la historia de la conquista del espacio.

Preparación de la partida a dos jugadores.

Una preparación no muy larga y bastante entretenida. Mezclar y coger al azar algunas cartas, elegir color de facción, colocar los cohetes listos para salir, montar el planeta rojo, algún detalle más y… en unos minutos tienes todo listo para empezar. La cuenta atrás del primer despegue puede empezar.

En el manual vienen unas reglas especiales para cuando solo juegan dos jugadores. Básicamente consiste en que cada jugador controle una facción adicional. A nosotros esa idea no nos hace mucha gracia, por lo que hemos jugado a dos jugadores pero usando las reglas normales. Es decir, no hemos jugado con las reglas especiales para dos jugadores. Jugando de esta manera, la partida no se hace larga y resulta muy divertida, quizás disminuya un poco la interacción entre jugadores en lo que a controlar zonas de Marte se refiere.

Reseña de Misión Planeta rojo: opinión.

Un juego de control de mayorias. Esto significa que una zona será controlada por el jugador que más astronautas tenga en dicha zona. Controlar las distintas zonas de Marte es esencial. Si dominas una zona te permitirá hacerte con sus recursos naturales. Recursos que te permiten puntuar al final de la partida.

Quizás se puede afirmar que estamos ante un juego más tipo eurogame que temático. Pero la verdad es que las mecánicas del juego encajan a la perfección con la temática. Si a eso le añades toda la estética del juego, te sumerges en este universo steampunk antes de darte cuenta. Pronto te ves inmerso en la carrera espacial por controlar Marte. Estarás planificando tus acciones para ver como sacar partido a los despegues. Pensarás a que zonas es mejor llegar el primero. Te sientes temeroso de las acciones de los rivales ¿y si deciden poner una bomba en ese cohete que llevas lleno de astronautas?

Hasta aquí nuestra reseña de Misión planeta rojo, resumiendo, para nosotros es un juego que nos ha gustado mucho, que nos ha dado buenos momentos de risas y de estrategia, pues hay que pensar más de lo que parece. Un juego divertido con temática novedosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.