Reseña de Runebound, buscando la gloria reserveda a los héroes

Tras recorrer las tierras de Terrinoth con nuestros aguerridos guerreros, os traemos la reseña de Runebound. Aquí os describimos nuestras impresiones:

Reseña de Runebonud: la calidad de los componentes

Los componentes mantienen la calidad de la que hemos hablado otras veces para los juegos de Fantasy Flight Games. Un tablero grande, con hexágonos bien definidos, pero que no hace que se pierda la ilustración detallada y tan buena del terreno. Claramente dibujadas las zonas de agua, montaña, valle y colinas, los nombres de algunos lugares significativos, hacen que nos podamos sentir como viajeros por esas tierras.

Las cartas traen la narración necesaria para sumergirte en la aventura y unas ilustraciones bastante buenas. Las miniaturas son de buen material y se ha prestado atención a los detalles. Los tokens son de cartón y con un diseño bastante funcional. La única pega que vemos son los dados. Unos dados de plástico que  venían con unas pegatinas de terreno para pegarlas en cada una de sus caras. Suponemos que esto, a la larga, se acabará despegando y  estropeando. No entendemos la razón del bajón de calidad en este sentido. Actualizamos respecto a los dados,  tenemos que reconocer, que las pegatina,s tras más de un año de uso siguen estando en su sitio y no dan ningún problema.

Reseña de Runebound: preparación

Lo que más tiempo puede llevar  es el elegir el héroe con el que queremos emprender nuestra aventura. Tras esto, se elige la aventura y se sacan todos los componentes. Los de héroe, los de villano y demás cartas y tokens genéricas. Ya es cuestión de desplegar el juego entero en mesa y preparar los mazos de aventura. No es una preparación tediosa ni la más larga a la que nos hemos enfrentado al preparar un juego de mesa, pero lleva algo de tiempo.

Reseña de Runebound: la experiencia de juego

Reseña de Runebound: el movimiento.

El movimiento en Runebound se realiza con dados. ¿Cómo? ¿Con dados? Sí, sí, con dados. Pero con unos dados especiales. Son dados de seis caras, donde en cada una de ellas aparecen, normalmente, representados dos tipos de terreno. Cada personaje puede lanzar una cantidad determinada de esos dados. Algunos pueden lanzar 3 otros 4… viene a representa la habilidad del personaje para moverse y explorar por el yermo.

Una vez lanzados los dados, solo podrás moverte a aquellos hexágonos que coincidad con la cara de uno de tus dados. Tu personaje está explorando, y avanza como puede a través del yermo. Quizás quieras ir a esas montañas que tienes a la vista, pero la tirada no lo permite, el héroe todavía no ha sido capaz de encontrar la ruta propicia para llegar a su ansiado destino.

La verdad es que el sistema nos gusta. Nos resulta inmersivo que un personaje no pueda saber bien por donde moverse(hay excepciones, como los caminos). Nos parece que capta muy bien esa sensación de explorar nuevos rutas para llegar a tu destino.

Reseña de Ruenbound: el sistema de combate.

Reseña de Runebound tokens de combateEn este tipo de juegos suele ser normal que el combate se resuleva con una tirada de dados. Estas tiradas tienen sus peculiaridades en función del juego, e incluso el juego puede tener dados especiales para ello. En la 3ª edicción de Runebound esto no es así, el sistema de combate se implementa con unos toknes. Esta ha sido la mayor novedad, y la que al principio arrojaba más dudas.

Cada personaje, ya sea héreo o villano, tiene unos tokens de combate. Para combatir se lanzan esos tokens, que tiene forma circular, y se observa las caras que han caído boca arriba. En cada ronda de combate los personajes eligen que tokens gastar y aplican sus efectos. Las principales acciones posibles que nos permiten hacer estos tokens son: daño, defensa, agilidad. Los iconos de daño nos permiten, como su nombre indica, hacer daño al enemigo, los de defensa nos permiten bloquear el daño que pretenden aplicarnos. Por último, los de agilidad nos permiten dar la vuelta a alguno de nuestros tokens para que muestre la otra cara, o podemos hacer relanzar un token a nuestros rivales.

La verdad es que el sistema sorprende gratamente. Es un combate muy táctico. Resulta fácil imaginar a los personajes implicados lanzando sus ataques y defensas, respondiendo a lo que hace el enemigo. Hemos visto que la gente llama a estos tokens “tazos”. Nosotros recomendamos que durante la partida los llaméis “runas de combate”, es una tontería que le da un puntito más de inmersión al juego.

Reseña de Runebound: la partida.

En la partida emprendemos la aventura contra el señor Margath. Sospechando que no está muerto y que puede despertar en breve. Los héreos que hemos elegido son  Laurel del Bosque Sangriento y Lord Hawthorne, de ellos dependerá el destino de Terrinoth.

Laurel empieza su aventura desde un terreno cerca de un pueblo llamado Everton y Lord Hawthorne comienza en el fuerte de Roderick. Ambos recorren las tierras de Terrinoth en busca de todo lo que podrán necesitar. Los distintos encuentros, nos permiten a lo largo de la partida, adquirir nuevas habilidades mediantes duros entrenamientos. Puedes mercadear en las ciudades para obtener mejoras de equipamiento. Los encuentros de historia nos permiten acumular todo el saber que podamos necesitar para detener al señor dragón Margath.

La partida parece tener dos tiempos. Al principio y durante el primer acto, el tiempo transcurre en una calma relativa. Hay diversos enemigos a los que enfrentarse. Son buenas ocasiones para que nuestros héreos comiencen a desarrollarse. La realtiva calma llega a su fin con el segudno acto. En ese momento Margath despierta en las Montañas de la Desesperación y la amenaza se hace real y palpable.

Ahora los jugadores tienen que valorar sus opciones y encontrar el mejor momento para atacar y detener a Margath. El tiempo empieza a correr en nuestra contra. Tal es así, que la victoria se alcanza por los pelos, y en el último instante de la batalla, era un todo o nada. Si se perdia ese combate todos los jugadores habrían perdido la partida.

Reseña de Runebound, nuestra opinión.

Es un juego que nos gusta bastante por varias razones. Una de ellas es que es un juego bastante completo, ya que puedes explorar, luchar y mercadear. Puedes entrenar para que tu héreo mejore sus habilidades a lo largo de la partida. Esto nos da la sensación de jugar con un personaje bastante completo al que vemos evolucionar. El ritmo de juego, al menos a dos jugadores nso parece muy bueno. Hay poco tiempo en el que el juego pueda parar para tomar decisiones. En los turnos de los héroes se desarrollan acciones que hacen que se suceda todo con un ritmo muy adecaudo.

Una ventaja es que el juego se juega por escenarios. La caja básica trae dos, pero ya han empezado a salir al mercado nuevas expansiones que nos ofrecen nuevos escenarios, como pueden ser Atrapados en una telaraña o La caída de la estrella siniestra. Pero la mayor novedad es Vínculos inquebrantables, una expansion que no solo tare nuevos escenarios, sino que introduce el modo de juego solitario/cooperativo.

Ruenbound es un juego que se ha gaando sus sitio por derecho propio en nuestra ludoteca. Con cada nueva expansión ha ido mejorando poco a poco. Ahora soñamos con alguna expansión que nos traiga nuevos escenarios pero con nuevos tableros, para llevar estas épicas aventuras a nuevos rincones de Terrinoth.


Y hasta aquí la reseña de Runebound. Recomendamos el juego a todo aquel que le guste sentir la experiencia completa de un héroe y le guste recorrer las tierras de Terrinoth. Y, dicho esto… ¿Os apuntáis a más aventuras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.